Pasar al contenido principal

La CCI rechaza las acciones violentas y respalda la institucionalidad.

infraestructura

- El gremio declara su apoyo a la institucionalidad y a la fuerza pública, en aras de reestablecer el orden en el país. 
- Resulta injustificable, según la CCI, la derivación de hechos de vandalismo organizado, orientados a atentar en contra las vías del país. 
- CCI hace un llamado para que terminen los bloqueos y no se transgreda más el derecho de los ciudadanos a la movilidad. 

La Cámara Colombiana de la Infraestructura rechaza los actos de violencia que, bajo el accionar de organizaciones vandálicas, han desencadenado graves daños a la infraestructura, particularmente a las vías del país.  De igual manera, el gremio, en cabeza de su presidente Ejecutivo, Juan Martín Caicedo Ferrer, manifestó su apoyo irrestricto a la institucionalidad de cara a restablecer el orden público. 


A juicio del dirigente gremial, es claro que los atentados perpetrados en varias casetas de peajes obedecen al accionar de organizaciones de vándalos que lo único que pretenden es desestabilizar y generar zozobra. “Estos ataques que hemos visto contra los peajes de muchas vías del país, es evidente que obedecen a acciones vandálicas. Es decir: acá estamos frente a un problema de vandalismo y como tal debe ser atendido por la fuerza pública para reestablecer el orden”, explicó Caicedo. 


El dirigente gremial aprovechó para recordar que las carreteras del país son un bien público, del Estado, que no solo ayuda a mejorar la calidad de vida de los colombianos, sino que contribuye a la competitividad, la conectividad y el desarrollo. “El país debe tener claro que las carreteras nos pertenecen a cada uno de los colombianos. Son un bien del Estado”, enfatizó el dirigente gremial.       


Por último, el gremio hizo un llamado orientado a ponerles fin a los bloqueos de las vías para garantizar así el derecho de los ciudadanos a la movilidad. “Estos bloqueos injustificados deben terminar cuanto antes. De no ser así, el país se enfrentaría a una ola de desabastecimiento, escaso acceso a los servicios de salud y provisiones”, concluyó el dirigente gremial.